GONZALO JEREZ

"No os asustéis, pero antes de contaros esta historia, debo advertiros de un detalle. […] Estoy muerto. Creí importante aclararlo antes de empezar.”

Con estas frases nos sumergimos en el último año de vida de un fotógrafo solitario, mujeriego y que los días entre semana va a El 12, un bar nocturno en el que suele colaborar. El dueño, junto con el resto del personal del bar, son lo que él considera "su familia". Allí pasan las noches entre conciertos, drogas y sexo, en una espiral que parece no tener fin.

Siempre narrada en primera persona, la historia arranca en una fiesta de fin de año donde el protagonista coincidirá con dos mujeres que cambiarán el rumbo de su vida y precipitarán su muerte. Una historia donde las drogas, el sexo y la música irán de la mano del amor, el desamor, el humor y el caos existencial en el que se desenvuelve con sumo placer este fotógrafo, cuya mayor virtud —y, quizás, mayor defecto— sea, precisamente, el humor ácido con el que da la vuelta a cualquier situación negativa que se le presente —o no—. Un viaje a la tristeza y la soledad más absoluta, al humor más delirante, a las situaciones más morbosas, más divertidas y más absurdas y a la felicidad en estado puro. Todo mezclado —pero no agitado— para crear una de las mejores historias contadas a título póstumo que no podrás parar de leer hasta acabar con ella. Aunque quizás sea ella la que acabe contigo.

 

“Aquí están la noche y el día; la música y las fotos; la soledad y los amigos; la huída y la necesidad; la supervivencia y la autodestrucción; el sexo y las drogas. Y, por supuesto, los cientos de referencias culturales que pasan por libros, discos, películas y series de televisión que sus ojos y sus oídos, siempre ávidos de inspiración y deleite, consumen por toneladas. ¿Moderación? ¿Mesura? Si es lo que buscan, han dado con la persona y el libro equivocados.”

Jorge Magano

"EL SELENITA"

Todos los derechos reservados © Gonzalo Jerez "El Selenita